sábado, 27 de noviembre de 2010

video

La Ley Natural

LOS SERES VIVOS NECESITAN ALIMENTO
Todos los seres vivos necesitan alimentarse para vivir. Tú mismo comes y bebes varias veces al día. Algunos seres vivos, como las plantas, son capaces de fabricar su propio alimento. Pero muchos otros, como los animales, se alimentan de otros seres vivos: otros animales y plantas.
¿QUÉ SERES VIVOS PRODUCEN LOS ALIMENTOS?
Si tienes alguna planta sabrás que no se le echa comida, como a un perro o a un gato. Las plantas solo necesitan que las eches agua, que les dé la luz y tener tierra. A partir de estas sustancias, llamadas nutrientes, las plantas elaboran sus alimentos. De las plantas depende la vida de todos los ecosistemas terrestres.
Las algas y un tipo especial de bacterias, las cianobacterias, también son capaces de fabricar alimento a partir de la luz, tal y como hacen las plantas. Las algas como las cianobacterias forman parte de los ecosistemas acuáticos. Decimos que las plantas, las algas y las cianobacterias realizan la fotosíntesis, un proceso químico en el que fabrican alimentos a partir de agua, gases y la luz.
Pero hay otros seres vivos que no necesitan la energía del Sol para fabricar el alimento. ¡Algunos de ellos viven en el fondo del mar! Aprovechan varias sustancias químicas que contienen azufre para fabricar su propio alimento. A los seres vivos que son capaces de elaborar su propio alimento se les llama productores.
¿QUÉ SERES VIVOS CONSUMEN LOS ALIMENTOS?
Muchos animales se alimentan de otros seres vivos. ¿Crees que siempre desaparece el ser vivo que sirve como alimento? Pues no. Muchos animales, como las jirafas, se comen las hojas de los árboles, pero los árboles continúan creciendo, y más tarde brotarán nuevas hojas.
Podemos clasificar los seres vivos que aprovechan los alimentos producidos por los productores de esta manera:
  • Los consumidores primarios, como el guanaco, las vacas, muchos insectos, los caballos, las cebras, los ñúes, los antílopes... se alimentan de plantas. Se llaman herbívoros. Muchos han desarrollado diferentes tácticas para escapar de los ataques de otros animales. Las cebras, las jirafas o las gacelas, por ejemplo, corren a gran velocidad: ¡alcanzan los 40 o 50 km/h! Otros, como los bueyes almizcleros, se reúnen en círculo, protegiendo en el centro a las crías, cuando se ven amenazados por lobos u osos polares.
  • Los consumidores secundarios se alimentan de animales herbívoros. Por ejemplo el león, el guepardo o el puma. Durante la caza, se mueven a gran velocidad. ¡El guepardo africano alcanza los 100 km/h!
  • Los consumidores terciarios se alimentan de consumidores secundarios. Son animales superdepredadores, como las orcas, las águilas, los tiburones… Las orcas, por ejemplo, cazan en manadas, rodeando a sus presas y atacándolas desde diferentes posiciones. Tanto los consumidores secundarios como los consumidores terciarios son animales carnívoros. El carnívoro más grande que existe es un mamífero marino: el cachalote, que alcanza ¡más de 50 toneladas de peso!
  • Los animales carroñeros se alimentan de animales carnívoros y también de los restos de animales muertos. Los buitres son carroñeros; tienen una vista casi perfecta: pueden ver restos de animales muertos a mucha distancia. Pero también son astutos. Si un buitre ve descender a otro, ¡le sigue porque supone que su compañero ha encontrado comida!

¿Y tú, qué comes? ¿Eres herbívoro o carnívoro? Los seres humanos comemos plantas, por ejemplo judías verdes, lechuga, frutas… y también animales: pollo, pescado… Se dice que somos omnívoros. Aunque también hay personas que no comen carne ni pescado; solo se alimentan de plantas: son las personas vegetarianas. Otros animales, como el oso, también se alimentan de plantas y animales.
¿PUEDEN RECICLARSE LOS ALIMENTOS?
Cuando reciclamos el papel usado, puede volver a utilizarse. Algo parecido ocurre en la naturaleza con los animales y las plantas que mueren. No todos los animales y plantas son utilizados por otros seres vivos como alimento. A veces los restos de plantas o animales (hojas secas, huesos, piel, etc.) quedan sobre el suelo o en el agua. Los organismos llamados descomponedores se encargan entonces de transformar estos restos de animales y plantas en sustancias sencillas (sales minerales) que podrán utilizarse de nuevo como alimento por las plantas o las algas.
Los principales descomponedores son las bacterias y los hongos. ¿Sabes dónde hay bacterias? Casi por todas partes: en el suelo, en el agua, ¡incluso dentro de ti hay bacterias! Algunas de ellas, precisamente, te ayudan a hacer la digestión y a aprovechar los alimentos que comes.

Cadena Trófica Humana

Cadena Trófica Terrestre

Cadena Trófica Acuática

viernes, 26 de noviembre de 2010

La zarigüeya

La zarigüeya de Virginia es un pequeño mamífero. Para evitar ser cazada ¡finge estar muerta! Puede permanecer inmóvil durante más de 6 horas, sin moverse ni siquiera cuando algo la toca.